banner
TRAS LAS HUELLAS DEL PAPA JUAN PABLO II
Cracovia y Malopolska es la región natal de Karol Wojtyla – El Papa Juan Pablo II. De aquí salió a Roma para participar en el cónclave; aquí regresaba siguiendo sus memorias y durante sus visitas pastorales a su patria: “ Yo nací aquí, sobre esta tierra. Aquí, en Cracovia he pasado la mayoría de los años de mi vida (...) Aquí sentí la gracia de la vocación al sacerdocio (...). Aquí también, en la Catedral de Wawel, he recibido la consagración obispal”. En esta región de Polonia existen muchos lugares relacionados con Juan Pablo II, algunos de ellos muy conocidos como el Palacio Obispal, donde vivía y se encontraba con los fieles durante sus peregrinaciones a Cracovia (calle Franciszkanska 3) o el Santuario de Misericordia de Diós a Lagiewniki. Estos sitios se han convertido en rutas papales, algunas oficialmente registradas por la Sociedad Polaca del Turismo y Naturaleza (PTTK). Entre los más importantes podemos mencionar el Cerro Leskowiec en Beskid Mały, la cima de Turbacz en Gorce, el santuario en Ludźmierz, zona de Podhale y el Valle Chochołowska en Tatra.
Czestochowa

Sobre las colinas calcáreas que se encuentran junto al río Warta y que se extienden desde Cracovia hasta Wielun se levanta la ciudad de Czestochowa, donde se encuentra El Santuario de Jasna Góra, El lugar de culto religioso polaco por excelencia. Está situado sobre una pequeña colina y con un alto campanario que domina la ciudad de Czestochowa, se hace visible desde una distancia de varias decenas de kilómetros. El complejo de edificios de Jasna Góra ha sido construido en un periodo de cinco siglos, pero conserva una estilo peculiarmente compacto. El monasterio, consta de dos edificios en forma de cuadrada (siglos XV y XVII) y están unidos por un largo brazo (siglo XVII) que hoy alberga a los sacerdotes peregrinos y el antiguo arsenal (siglo XVII). La Capilla de la Virgen (construída entre los siglos XIV y XX) y el Cenáculo constituyen el centro del Santuario. A este Santuario llegó el 4 de Junio de 1979 el primer Papa polaco, Juan Pablo II, para empezar su peregrinación. Durante los tres días de su estancia se encontraron con él unos tres millones y medio de fieles. Juan Pablo II, pronunció un discurso de entrega a la Iglesia Universal, a la patria, y a todos los hombres, a sí mismo y a la Virgen, exclamó: "Madre, soy todo tuyo y aquello que es mío es tuyo". Le ofreció también una rosa de oro que fue colocada en el altar de la Madre de Dios.
Kalwaria Zebrzydowska

Kalwaria Zebrzydowska, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, alberga el segundo santuario más grande de Polonia, después de Jasna Góra, llamado ‘‘Jerusalén polaco”. Es conocido por los Misterios de la Pasión y Vía Crucis. Decenas de miles de peregrinos se reúnen, especialmente durante la Gloriosa Pasión en la Semana Santa, y durante el triunfo de la Madre Celestial en agosto. En el Monasterio de los Bernarditos con una iglesia barroca se halla el milagroso cuadro de Nuestra Señora, famoso por las gracias concedidas. Alrededor hay cuarenta capillas e iglesias pequeñas, en las cuales durante la Semana Santa se celebran misas y los misterios de la Pasión de Jesucristo. Kalwaria Zebrzydowska era uno de los lugares preferidos de peregrinaciones por el joven Wojtyla. Solia visitar este lugar de muy joven desde la cercana Wadowice y más tarde como sacerdote, obispo, y, por último como Papa, para acudir concentración religiosa del Vía Crucis.

Santuario de la Divina Misericordia de Lagiewniki

En el año 2002 Juan Pablo II volvió a Cracovia y consagró la nueva Basílica de la Divina Misericordia, construida junto al Santuario y al Convento En la ciudad de Cracovia en la colina de Lagiewniki, está el Santuario de la Divina Misericordia, antigua capilla del Convento de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia, y la Basílica, bendecida por el Papa Juan Pablo II en 2002. Allí están el cuadro de Jesús Misericordioso y las reliquias de Santa Faustina Kowalska, autora del libro "Diario. La Divina Misericordia en mi alma", y a quien el Papa Juan Pablo II llamó apóstol de la Divina Misericordia, que vivió y murió en el Convento.

TRAS LAS HUELLAS DEL PAPA JUAN PABLO II

Wadowice, la ciudad natal de Karol Wojtyla. La casa donde vivía, hoy día el pequeño museo, y sobre la plaza del mercado la Basílica del Ofertorio de la Virgen María, donde el Papa fue bautizado. En el 1999 sobre la plaza, durante su homila llena de emoción . el Papa recordaba su ciudad natal: “ En esta ciudad, en Wadowice todo empezó, empezó la vida, y la escuela, y los estudios empezaron, y el teatro, y el sacerdocio empezó”. El santuario maestoso en el estilo barroco temprano y los silenciosos Senderos de Kalwaria, con iglesias y capillas dispersas entre las colinas de Beskidy en cerca de Kalwaria Zebrzydowska (13 km de Wadowice en dirección a Cracovia por el camino nr 52) – hoy día sobre la Lista de UNESCO – es un de los lugares de Malopolska preferidos de Karol Wojtyla. Como lo había recordado él mismo, llegaba aquí como el muchacho joven de Wadowice, y más tarde como cura, obispo, y al final como papa, para caminar el Vía Crucis, en soledad, en una concentración plegaria. El Papa mecionaba también Oswiecim, p.ej. durante su peregrinación en el 1979: “ Oswiecim es un lugar de examen con la consciencia humana, gracias a las lápidas, que testigan las víctimas sufridas por las naciones. Oswiecim es un lugar que no se puede sólo visitar. Durante la visita hay que pensar con miedo sobre hasta donde se pueden extender los límites del odio”. Como el cura joven Karol Wojtyla pasaba sus vacaciones en un pueblo de cerca de Cracovia – en Raciborowice. Allí, en la comarca silenciosa, en la parroquía con una bella iglesia gótica, fundada por Jan Dlugosz, estudiaba las obras de San Tomás. Se recordaba este tiempo: “ Pasaba mucho tiempo en la iglesia vieja de Raciborowice (...). Muchas horas de meditación, caminando por el cementerio. A Raciborowice he traido también mi taller de estudios (...). Un siguiente lugar relacionado al Gran Papa es Niegowic – en distancia de 21 km de Cracovia. Allí, vicario joven Karol Wojtyla, fue enviado por su primer trabajo pastoral: “Me recuerdo que (...) cuando pasaba la frontera de la parroquía de Niegowic, me he arrodillado y he besido la tierra (...) Así empezó mi trabajo pastoral”. La región de Podhale y las montañas – tanto los Beskidy como los Tatras – algunos lugares más queridos por Karol Wojtyla. Decía: “El hombre necesita la belleza del paisaje – pues no es nada extraño, que llega aquí la gente de toda Polonia, y también de fuera de Polonia”. Pelegrinaba a Ludzmierz, a 4 km al oeste de Nowy Targ, al santuario de la Madre de Diós, Reina de Podhale,el santuario de la Virgen María de Fátima a Krzeptowki, lugar donde se celebró la misa papal y está construido el monumento de Juan Pablo II, en el Valle Chocholowska, pasando por el sendero de andadura papal por los Tatras, el santuario de Santo Hermano Alberto, sobre pendientes de Krokiew, por encima del camino de Kuznice, hasta Kalatowki, y al final la capilla de la Virgen María de Nieve a Wiktorowki, bajo la Calva Rusinowa, a una hora de distancia por sendero forestal del camino de Zakopane al cima de Poroniec, y más allá hasta Lysa Polana. Otro lugar de Malopolska , recorrido a menudo por Karol Wojtyla, es región de Nowy (Nuevo) y Stary (Viejo) Sacz. La ciudad más importante se llama Stary Sacz (acceso de Nowy Targ por el camino nr 969). Aquí se ubica el convento medieval de las Clarisas, establecido por la santa Kinga, y sobre el terreno de Blonia ( Llanura), adonde el papa celebró una misa de canonización de la fundadora del convento, hoy está organizado el centro de peregrinaciones y el altar de la misa papal del 1999.
LUGARES HISTORICOS

Auschwitz-Birkenau, situado a 70 kilómetros al oeste de Cracovia, es el más famoso y el mayor de los campos de exterminio nazis. Durante la II Guerra Mundial los nazis asesinaron en el campo entre 1,1 y 1,5 millones de personas: judíos, polacos, gitanos y rusos. El 90% fueron judíos deportados allí desde todos los países de la Europa que estaba bajo la ocupación alemana. Hoy el día, el campamento es un museo dedicado a la memoria de los que sufrieron y murieron allí. La puerta de entrada al. Museo, rodeada de alambre espinoso, todavía lleva las palabras “arbeit macht frei” (el trabajo hace libre) y el transporte ferroviario y cámaras de gas siguen conservándose como el momento que el campo fue liberado por las tropas soviéticas en mayo de 1945. El Museo del Martirio muestra una película donde se describen la naturaleza de las atrocidades, y también se puede ver las fotos y artículos personales, como los zapatos para niños, las mujeres del cabello y cepillos de dientes, que fueron tomadas de las víctimas. El Martirio Museo Auschwitz fue creado en 1947 y fue incluido en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO en 1979. La vecina Brzezinka (Birkenau) causa todavía peor y más triste impresión. Aquí se localiza el mayor campo de exterminio, consistente en 200 austeras barracas de madera, levantadas por los mismos prisioneros, donde cabían hasta cien mil personas a la vez. Allí se construyó la mayoría de las instalaciones de exterminio masivo (4 cámaras de gas y 4 crematorios). Este lugar carece de exposiciones, se ha intentado conservar el campo tal como estaba.